El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó el martes sus perspectivas económicas de 2020 y 2021, con caídas menos catastróficas, pero mientras no se logre controlar la pandemia del Covid-19, los riesgos siguen latentes.

La caída de la actividad económica mundial proyectada por el FMI para este año bajó de 4.9% (estimada en junio) a 4.4%; mientras que para EUA el pronóstico bajó de -8.0% a -4.3%, y para México bajó de -10.5% a -9.0%. Sin embargo, las principales bolsas cerraron el martes con pérdidas, afectadas por la incertidumbre que prevalece sobre la vacuna contra el Covid-19. La empresa Johnson & Johnson dijo el martes que había detenido un ensayo de vacuna COVID-19 por una enfermedad inexplicable de un participante del estudio. También Eli Lilly comentó que también había detenido el ensayo clínico de su tratamiento con anticuerpos COVID-19 debido a un problema de seguridad.

Otro tema que redujo el optimismo en los mercados de riesgo fue la menor expectativa de que se apruebe un nuevo paquete de ayuda contra el coronavirus, después que la presidenta de la Cámara de Representantes de EUA, Nancy Pelosi, rechazó una propuesta de ayuda de la Casa Blanca de 1.8 billones de dólares.

En Wall Street, los tres principales índices registraron una caída promedio de 0.43% el martes, después del alza que mantuvo durante cinco días, por lo que sus indicadores técnicos no cambian todavía las señales de alza.

En México, la BMV medida por el índice S&P/BMV IPC cerró en 38,132 puntos el martes, con una pérdida de 0.55%, acumulado dos jornadas de caídas, lo que consideramos como una toma de utilidades después de tres semanas de alza.

En el mercado de divisas, el dólar se recuperó el martes frente a la canasta de seis divisas, ubicándose el índice DXY en 93.55 con ganancia de 0.52%, mientras que el tipo de cambio perdió 0.82% al cerrar en $21.39.

Mercados
Menú