¿Cambio de tendencia o toma de utilidades?

Mercados

La caída que se presentó el jueves en los mercados bursátiles y en particular en Estados Unidos, generó incertidumbre y temor en los inversionistas, principalmente en los que apenas han entrado al mundo de la “bolsa”, y que solo han visto subir y subir los precios de sus acciones.

Seguramente hay diversas opiniones sobre la caída de las bolsas, algunos deben estar considerando que ya eran exagerados los precios que llevaron a dos de los índices de Wall Street a máximos históricos cuando la economía está en recesión. Otros justificaran el alza con los buenos resultados de las empresas tecnológicas y la recuperación que está mostrando la economía de ese país, como lo mostraron el jueves los datos del sector laboral que estuvieron mejor a las estimaciones.

La realidad es que era necesario un ajuste (toma de utilidades) para quitarle presión al mercado neoyorquino. Sin embargo, habrá dos factores que en caso que resulten favorables podrían regresar los mercados a la tendencia alcista. Por un lado estarán los resultados de la nómina no agrícola que darán a conocer este viernes, en caso que resulte dentro o mejor a las expectativas, y por otro lado estará la posible aprobación del paquete de estímulos por US$500,000 millones, del cual se esperan resultados la próxima semana.

La caída de 2.78% que tuvo el índice Dow Jones el jueves, fue la mayor desde el 26 de junio, mientras que el S&P-500 y el Nasdaq que cayeron 3.51% y 4.96%, respectivamente, fue la peor pérdida desde el 11 de junio de este año.

En México, el índice S&P/BMV IPC, también se contaminó con la caída de los mercados globales, cerrando en 36,430 puntos, equivalentes a una pérdida de 1.68%, donde seguimos esperando que tenga un “rebote” técnico por los fuertes niveles de sobre venta que presenta.

El tipo de cambio cerró en $21.705, ganando 0.27%, y en operaciones intradía registró mínimos de $21.574, alcanzando el objetivo de $21.60.

Menú