Difícil decisión de Banxico

Articulo

Ante la crisis sanitaria mundial los bancos centrales del mundo bajaron sus tasas de interés, ahora el Banxico debe decidir si los sigue, o mantiene su cautela sobre la inflación.

La propagación del coronavirus sigue cobrando vidas humanas y elevados costos económicos en todo el mundo, por lo que los gobiernos, organismos internacionales y bancos centrales están tomando medidas para frenar la propagación del Covit-19, tratando de evitar llegar a una recesión global.

En la parte económico-financiera, destaca la baja que realizo la Reserva Federal de Estados Unidos a la tasa de referencia fuera de la fecha de la reunión de política monetaria que tendría lugar el 18 de marzo. La primera reducción a la tasa la hizo el pasado 3 de marzo en 50 puntos base, desde 1.75% a 1.25%, y ante la gravedad de la crisis, el 15 de marzo volvió a bajarla en 100 puntos base, de un rango de 1.0%-1.25% a 0.0%-0.25%, siendo este el nivel que mantuvo entre el 16 de diciembre de 2008 y el 15 de diciembre de 2015.

En este sentido, lo más conveniente sería que México también baje sus tasas de referencia que están actualmente en 7.0%, sin embargo, la caída en los precios del petróleo, el repunte de la inflación general y la depreciación que ha tenido el tipo de cambio, son elementos que juegan en contra de lo que el Banco de México ha venido argumentando para no acelerar la baja en las tasas de interés en reuniones anteriores, cuando había una mejor coyuntura para hacerlo.

Durante el largo fin de semana en México, el tipo de cambio (spot) alcanzó máximos históricos de $23.00, aunque después bajó a $22.62. Sin embargo, estos niveles pueden ser uno de los obstáculos para que Banxico baje las tasas de referencia, aunque, por otro lado, la menor actividad en el sector servicios podría favorecer a la inflación de marzo, así como la caída que han mostrado los precios de algunos productos agropecuarios y la gasolina.

Consideramos que en caso de que Banxico decida bajar las tasas, de nada serviría que lo haga en un cuarto o medio punto porcentual, por lo menos tendría que ser de un punto porcentual (100 puntos base) para que tenga efecto sobre la actividad económica. En este sentido, México estaría tomando medidas que pueden ayudar en los días difíciles que están por venir, y que son parte de las tres áreas de acción que ha recomendado el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía global descritas a continuación:

Primero, fiscal. Será necesario un estímulo fiscal adicional para evitar daños económicos duraderos.

En segundo lugar, la política monetaria. En las economías avanzadas, los bancos centrales deben continuar apoyando la demanda y aumentar la confianza aliviando las condiciones financieras y asegurando el flujo de crédito a la economía real.

En tercer lugar, está la respuesta reguladora. Los supervisores del sistema financiero deben tratar de mantener el equilibrio entre preservar la estabilidad financiera,

Artículo publicado en la Editorial de nuestro Semanario El Inversionista Mexicano del 13 de marzo de 2020.

 

Menú