Entre amenazas, tensiones y esperanzas, los presidentes de Estados Unidos y China siguen generando especulación y volatilidad en los mercados financieros globales. La realidad es que nadie sabe si habrá acuerdo “primera fase” este año, pero es un hecho que el próximo 15 de diciembre, Donald Trump tomará la decisión de aumentar o mantener sin cambio los aranceles a nuevos productos, y aunque cualquier especulación que se haga puede resultar incorrecta, la realidad es que Trump ha cuidado de no ser determinante en señalar que no habrá acuerdo, aunque sigue amenazando con llevar el acuerdo hasta el próximo año.

Nuestra expectativa es que no aumentará los aranceles el 15 de diciembre y que se logre un acuerdo “primera fase” sin dejar de amenazar sobre nuevos aranceles para el próximo año.

Ante las esperanzas que surgieron el miércoles sobre un posible acuerdo, los tres principales índices de Wall Street cerraron con ganancias promedio de 0.57%, después de tres jornadas de pérdidas, sin embargo, en México la Bolsa medida por el índice S&P/BMV IPC cerró con una pérdida de 0.24%, en 42,191.92 puntos, acumulando cuatro jornadas consecutivas a la baja, por lo que seguimos esperando que en cualquier momento tenga una recuperación dados los niveles de sobre venta que presenta.

Lo que llama la atención es que el temor de los inversionistas en la Bolsa no se refleja en el tipo de cambio, ya que el miércoles el peso mexicano tuvo una ganancia de 0.72% frente al dólar, cerrando la jornada en $19.443, dicha ganancia fue en parte por la pérdida de 0.13% que tuvo el dólar frente a la canasta de seis monedas, ubicándose el índice DXY en 97.60.

En el mercado de deuda, los bonos también ganaron, al registrar los rendimientos bajas promedio de 4 puntos base en la parte media y larga de la curva, y sin cambios en la parte corta.

Mercados
Menú