La incertidumbre volvió a crecer el miércoles en los mercados financieros globales ante la posibilidad de que no se logre un acuerdo comercial “fase uno” este año entre Estados Unidos y China. Por otro lado, la minuta que publicó la Reserva Federal sobre la última reunión de Política Monetaria que se llevó a cabo el pasado 30 de octubre, confirmó que los miembros del Comité no esperan más recortes de la tasa de referencia por lo menos en este año, y que solo habría otro recorte si la economía y las expectativas de inflación se deterioran fuerte, por lo que no se prevé que bajen las tasas en la reunión de política monetaria de la FED que se llevará a cabo el próximo 11 de diciembre.

Con base a lo anterior, los tres principales índices bursátiles de Wall Street cerraron la jornada del miércoles con una pérdida promedio de 0.43%. Sin embargo, aunque sus indicadores técnicos todavía mantienen señales positivas, pero es necesario que ya no sigan cayendo para que no se debiliten sus indicadores.

En México, la Bolsa medida por el índice S&P/BMV IPC tuvo movimientos erráticos el miércoles, fluctuando entre 43,421.2 y 43,814.5 puntos, cerrando en 43,604.7 puntos, con una mínima ganancia de 0.01%, pero consiguió acumular cuatro jornadas seguidas de alza, aunque con un bajo volumen, de solo 109.2 millones de acciones del IPC.

En el mercado de divisas, el dólar tuvo una ligera alza de 0.01% frente a la canasta de seis monedas, ubicándose el índice DXY en 97.87 puntos, mientras que en México, el peso cerró el miércoles en $19.488 con pérdida de 0.65%, aunque en operaciones intradía alcanzó máximos de $19.555. Cabe recordar que en las tres bajas que ha tenido la tasa de referencia en este año, la debilidad del peso se refleja algunos días después, pero posteriormente se ha vuelto a estabilizar.

Mercados
Menú