La Bolsa sigue sin reaccionar

La mayoría de los índices bursátiles de la región cerraron el jueves en terreno negativo, y México no fue la excepción al cerrar el índice S&P/BMV IPC en 42,817.6 puntos, con una pérdida de 0.30%, acumulando tres jornadas consecutivas de pérdidas, encabezada por la caída de Gcarso A-1 y Peñoles*, confirmando las señales técnicas negativas que podrían llevarlo a un primer objetivo de 42,600 donde se ubican los mínimos recientes, mientras que en Estados Unidos los tres principales índices bursátiles de Wall Street también cerraron con pérdidas promedio de 1.3%, generando señales técnicas de debilidad en el corto plazo.

El principal factor que sigue generando aversión a los activos de riesgo, es la guerra comercial que se  hace más evidente cada vez, ya que tanto Estados Unidos como China se alejan cada vez más de llegar a un acuerdo. Sin embargo, es posible que esta situación favorezca a México en sus exportaciones hacia China, lo cual podríamos ver este viernes con los resultados de la balanza comercial del mes de abril. También será importante conocer el resultado oficial del PIB correspondiente al 1T19.

En el mercado de cambios, el dólar se debilitó un poco el jueves frente a la canasta de seis monedas, cerrando el índice DXY en 97.86, con una pérdida de 0.18%, aunque técnicamente mantiene señales de alza. También el tipo de cambio en México cerró en $19.088 con una pérdida de 0.56% frente al dólar, respetando de nuevo el soporte que tiene alrededor de $19.00.

 En el mercado de deuda, los Mbonos registraron ganancias el jueves, con bajas en sus rendimientos entre 2 y 3 puntos base.

En Estados Unidos, los treasuries de 10 años también cerraron con ganancias importantes, con baja en su rendimiento de 2.38% a 2.322%, mientras que los de dos años bajaron su rendimiento de 2.227% a 2.15%.

Menú