Salpican riesgo por todos lados