Las principales bolsas de valores del mundo se resisten a bajar, a pesar del aumento en los casos confirmados y del número de muertos por COVID-19, así como a la debilidad de los datos económicos en la mayoría de los países.

El lunes los tres principales índices de Wall Street cerraron con ganancias promedio de 1.7%, encabezados por el índice Dow Jones que ganó 2.32%, después de caer y respetar un soporte ubicado alrededor de los 25,000 puntos, aunque aún se mantiene por debajo de su media móvil de un mes. También el S&P-500 logró recuperarse, pero quedó por debajo del promedio móvil de un mes. El que rebotó en la media móvil fue el Nasdaq después de ganar 1.20% este lunes.

En México, la bolsa medida por el índice S&P/BMV IPC también tuvo un rebote, cerrando en 37,769.2 unidades, con una ganancia de 0.90%, quedando justo donde se ubica su promedio móvil de un mes, aunque llama la atención que el volumen negociado solo fue de 102.3 millones de acciones del IPC, por lo que es necesario que para que logre superar la resistencia actual aumente el volumen de acciones operadas.

En el mercado de divisas, el tipo de cambio cerró el lunes en 23.111, mostrando debilidad frente al dólar, con una pérdida diaria de 0.50%, aunque en operaciones intradía alcanzó máximos de $23.20 donde se encuentra una resistencia importante, que en caso de superarla podría buscar los $23.50 en el corto plazo. Sin embargo, como ya lo había anticipado el Banco de México el pasado 22 de junio, que este lunes 29 de junio ofrecería US$4,000 millones al mercado para dotar de liquidez en dólares en el mercado interbancario nacional. Sin embargo, algunas fuentes señalaron que fueron asignados solo US$1,390 millones.

En el mercado de dinero y bonos, los Mbonos se mantuvieron con cierta estabilidad, registrando ganancias promedio de 1 puntos base, mientras que el bono de 10 años cerró en 5.53%.

Mercados
Menú