A las preocupaciones sobre las estadísticas crecientes en los casos del Covid-19 y los riesgos de volver a parar algunas actividades en varios países del mundo, se suma la falta de acuerdos sobre los estímulos fiscales en Estados Unidos y los débiles resultados que mostró el sector laboral en ese país, por lo que los inversionistas han preferido quedar por ahora al margen de los activos de riesgo.

Lo anterior, ha generado cierta aversión al riesgo, reflejándose en la caída de varios mercados bursátiles en el mundo.

Los tres principales índices neoyorquinos empezaron perdiendo el jueves, pero lograron recuperarse y cerrar con ganancias promedio de 0.47%, ante las posibilidades de que se logre un acuerdo sobre los estímulos fiscales, aunque todavía parece prematuro que esto se logre en el corto plazo, por lo que consideramos que hay que esperar a que se confirme nuevamente un movimiento alcista en el mercado neoyorquino.

En México, la bolsa medida por el índice S&P/BMV IPC frenó el alza de 14.8% que logró de finales de octubre hasta el miércoles pasado. Sin embargo este jueves registró una pérdida de 0.91% al cerrar en 41,868.62. El ajuste se considera normal y sano, pero hay posibilidades de que busque el siguiente soporte técnico ubicado en 41,550 puntos, después de registrar el jueves mínimo intradía de 41,608 puntos.

En el mercado de divisas, el dólar acumulo seis jornadas seguidas a la baja frente a la canasta de seis monedas, ubicándose el índice DXY en 92.29 puntos, aunque la caída fue de -0.02%, pero la tendencia se mantiene a la baja.

En México, el tipo de cambio sigue aprovechando la caída del dólar, cerrando el jueves en $20.14, con una ganancia de 0.60%. Sin embargo, la tendencia sigue a la baja, pero esperamos que se mantenga en el rango de consolidación entre $20.00 y $20.50, pero en caso de perforar la barrera psicológica de $20.00, podría buscar el siguiente soporte que tiene en $19.94.

Mercados
Menú