Visión de los Mercados

Enfrentando la incertidumbre

Empieza la semana en México con incertidumbre en los mercados financieros, después de la caída que tuvo la Bolsa por tercera semana consecutiva, y por la depreciación que mostró el peso hasta máximo intradía de $19.28 en los mercados internacionales durante el fin de semana, derivado este último de la apreciación que mostró el dólar frente a las principales monedas del mundo, alcanzando el índice DXY máximos intradía de 92.70, después de cerrar el viernes en 92.41, aunque parece que inician la semana con menos presión.

Durante el fin de semana, el gobernador del Banco central de China pidió esfuerzos concertados de los Estados Unidos y China para resolver la disputa comercial, después de la reunión que sostuvieron altos funcionarios chinos y estadounidenses en Beijin, donde no llegaron a un acuerdo, dejando abierta la amenaza de una guerra comercial, aunque falta conocer la opinión de Donald Trump.

El viernes 4 de mayo, el mercado neoyorquino logró recuperar parte de las pérdidas de la semana, al cerrar los tres principales índices de Wall Street con una ganancia promedio de 1.46%, después de conocer los débiles datos del sector laboral, que demostraron que no hay sobrecalentamiento de la economía de ese país, además de moderar la posibilidad de que la Fed aumente tres veces más sus tasas de referencia en este año.

En México, el Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) concluyó el viernes en 46,992.17 puntos, con una pérdida diaria de 0.22% y 2.68% en la semana, generando señales técnicas negativas que podrían seguir impulsando la caída hasta por lo menos 46,000 puntos en caso que no tenga una recuperación este lunes. La caída de la Bolsa se le atribuye principalmente al bajo desempeño que tuvieron los resultados del 1T17, pero aun las empresas que tuvieron buenos resultados, superiores a las expectativas también presentan caída en los precios de sus acciones, por lo que nos parece que es más un problema de “miedo” e incertidumbre por parte de los inversionistas. Sobre todo porque muchas acciones ya han reflejado en el precio los malos resultados que presentaron.

Menú