Visión de los mercados

Mercados

 Niveles atractivos de la Bolsa, pero peligrosos

Concluyó la primera semana de octubre con la segunda caída semanal más importante del año en la Bolsa. El Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) perdió 1,451 puntos, equivalentes a una pérdida de 2.93%. La caída que inició el martes 2 de octubre, parecía un proceso de acumulación en la Bolsa de México, pero las cosas se complicaron en los dos últimos días de la semana ante la masiva venta de bonos del tesoro de Estados Unidos, que alcanzaron rendimientos de 3.23%, el nivel más alto desde mediados de 2011, después de superar a principios de semana el 3.0%. Como consecuencia del alza de los rendimientos de los bonos, el dólar se fortaleció 0.60% en la semana frente a la canasta de seis monedas, según el índice DXY que cerró la semana en 95.31, y frente a casi todas las monedas del mundo, incluyendo al peso mexicano que en la semana perdió 0.97%, cerrando el viernes en $18.8995, aunque llegó a cotizar el jueves en máximos intradía de $19.20, pero el fin de semana siguió recuperándose hasta niveles de $18.75, donde esperamos que inicie sus operaciones.

En Estados Unidos, los tres principales índices bursátiles de Wall Street, cerraron la semana con una pérdida promedio de 1.41%, destacando el índice Nasdaq con una caída de 3.21%, mientras que el Dow Jones Industrial solo perdió 0.04%.

La realidad es que la fortaleza que ha mostrado la economía de Estados Unidos en este año, generó mayor incertidumbre por los comentarios que hicieron algunos funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos, reforzando la expectativa de presiones inflacionarias y mayores alzas de tasas de interés en Estados Unidos. Sin embargo, el alza de las tasas en Estados Unidos no es un tema nuevo, y los mismos funcionarios de la FED aclararon que no ven niveles de sobrecalentamiento de la economía ni presiones inflacionarias, por lo que la caída de los precios de bonos y la bolsa puede ser coyuntural.

En México, suena más preocupante la presión de la inflación, y la posibilidad de un nuevo aumento en las tasas de interés en este año, a 8.0%.

Menú