Visión de los mercados

Mercados

Más evidencias de desaceleración económica

La mayoría de los mercados bursátiles del mundo cerraron sus operaciones de jueves en terreno negativo, derivado de mayores evidencias de desaceleración económica, después que el Banco Central Europeo (BCE) recortara sus previsiones económicas para este año, de 1.7% a 1.1%, y para 2020 las bajó de 1.7% a 1.6%. Además el BCE aplazó el aumento en las tasas de referencia hasta el 2020 y anunció una serie nueva de TLTROS’S (targeted longer-term refinancing operations, que significa, operaciones de refinanciación a largo plazo), mediante el cual presta dinero el BCE a la banca a una tasa de interés muy reducida. Se espera que inicie esta refinanciación en septiembre.

La reacción a los comentarios del BCE, se reflejó en una depreciación del euro frente a varias divisas, y en particular perdió 0.90% frente al dólar. Asimismo, el dólar se fortaleció frente a las principales monedas del mundo, registrando el índice DXY una ganancia de 0.75% para ubicarse al cierre en 97.60. Este movimiento también influyó sobre el peso mexicano que cerró en $19.60 con una pérdida de 1.16% frente al dólar, respetando las señales técnicas de alza hacia niveles de 19.70.

En el mercado de capitales, los tres principales índices bursátiles de Estados Unidos registraron una pérdida promedio de 0.90%, acumulando cuatro jornadas consecutivas de pérdidas. También el mercado accionario mexicano volvió a caer, acumulando el S&P/BMV IPC nueve jornadas consecutivas de baja, al cerrar en 41,641.84 puntos con una pérdida de 0.64%, desapareciendo todo lo que había ganado en este año, y con el riesgo de seguir cayendo al soporte de 41,000 puntos.

En el mercado de dinero, los Mbonos de corto y mediano plazo cerraron con pérdidas moderadas, con alza de 4 puntos base en su rendimiento, mientras que los de largo plazo se mantuvieron prácticamente sin cambios, derivado en parte por los niveles que registró la inflación en febrero.

Menú